El Instituto Danés de Moda durante el “Copenhaguen Fashion Summit” nos da 10 razones por las que  invertir y creer en proyectos como Give me a second chance.

Hechos y moda

1.El 80% de la ropa que deshechamos tiene todavía un 75 % de su vida por delante.

2. Se necesitan hasta 10,000 litros de agua para producir un par de pantalones.

3. El 95% de toda la ropa es potencialmente reciclable.

4. Según “Wash and tumble” el 36%  de las emisiones de CO2 son de la industria de la moda.

5. La media de las personas utiliza solo un tercio de su ropa anualmente.

6. La demanda de algodón es tan grande que algunos países desarrollados priorizan la planta del algodón por encima de los cultivos de consumo básico.

7. Con tan solo unos pocos cambios en nuestros hábitos de lavar la ropa, especialmente utilizando temperaturas menores (cuanto más bajas mejor) pueden suponer enormes mejoras en el medio ambiente, salvando energía y reduciendo las emisiones de CO2.

8. Lavar tu ropa a temperaturas menores te permite mantener los materiales de las mismas mejor cuidados, además de que tu ropa se vea en mejores condiciones.
No sólo el color se mantendrá mejor en temperaturas bajas sino que también se reduce el desgaste de las propias prendas.

9. La mayoría de la ropa que llevábamos está producida o por algodón o por petróleo, lo que es un problema, ya que el cultivo del algodón utiliza una cantidad desproporcionada de todos los plaguicidas en el mundo. En muchos países el cultivo de algodón consume grandes cantidades de un recurso escaso: el agua.

10. El ahorro de energía de una reducción de sólo 3 ° en la temperatura media de lavado de la gente en Europa es equivalente a las emisiones producidas por más de 127.000 coches.

Lo dicho, el mundo está cambiando, y nosotros con él.

Que viva la ropa sostenible, que vivan las segundas oportunidades.

Buen Miércoles,

La Tribu.