Author archives: Caterina Cantaro

Historias mínimas

•••
Cuando era chica, la gente se juntaba a ver las fotos de las vacaciones, de la boda o de Navidad. Albumes enormes, con folios transparentes que cuidaban esas imágenes que tenían toda la espontaneidad de aquello que solo se hace una vez, y que es de carácter limitado. Los rollos eran de 24 o de 36 fotos, no más. Esas fotos caseras cuentan la historia del m[...]

Cúbreme

•••
Palermo, Buenos Aires, Junio 2014. Ella tiene acento extranjero, se prueba un vestido mientras yo acaricio cada una de las prendas colgadas. Quisiera hundirme entre las mangas de los sacos, perderme entre los escotes, para escuchar la historia que cuenta cada una de las ropas colgadas. Entiendo que le tuvieron que hacer a la prenda alguna modificacion par[...]

Guardabosques en Natui

•••
El otoño se instaló en Buenos Aires. Está fresco, cerramos las ventanas y tomamos té. Mientras me cuentan acerca de Guardabosques, pienso que a veces las palabras no me alcanzan para contar lo que sucede. No quiero olvidarme de nada, cada libro custodiado por pequeñas criaturas del bosque. Cada detalle, cada dibujo. Detrás de un proyecto, hay personas. Un[...]

La historia del pulover

•••
Hoy es dos de Abril. Recordamos a los combatientes de la Guerra de Malvinas,  y es feriado en Argentina,  Eso, entre otras cosas, hizo que me encontrara caminando a las 10 de la mañana por una Avenida Callao vacía de personas. Algunos papeles volando, el cielo algo gris anunciando una lluvia otoñal, y un clima con cierto aire apocalíptico. Fue un enfrenta[...]

El último domingo de verano

•••
Tengo que arreglar el despertador.  Amanece y son las 23:14, la misma hora en que me dormí y la misma que estará fija cuando vuelva mas tarde. 23:14 la hora en que se rompió el despertador y el tiempo se detuvo. Hoy es el último domingo de verano. Me cuesta levantarme, quiero estirarlo al máximo,  que dure tres días. Tengo la sensación de estar don[...]

"Adventure is only a state of mind"

•••
Hace un mes tuve una visita, programada pero inesperada. Daniela vino desde Costa Rica a quedarse unos días en Buenos Aires, como parada final de su recorrido sudamericano. Una noche en la que esperábamos que nos entregaran una pizza sentadas frente a la plaza, viendo como nuestras frentes brillaban, humedecidas por el calor, conversábamos de lo que había[...]

Compartir es construir

•••
La tartas tardan porque las hacemos en el momento, me dijo la Señora dueña, que me enteraría mas tarde era la madre del cocinero y del chico del delivery , y que vive atrás del local pero como se enfermó la mujer del cocinero salió así nomas, en chanclas, para darles una mano. Me mostró su calzado informal levantando un poco la pierna recta sin flexionar la [...]