Con su pr ctica habitual se entrena el coraz n, el sistema respiratorio, seo y sangu neo y se favorece el mantenimiento de un buen estado de nimo, m s fuerte para afrontar los problemas y contratiempos del d a a d a. Se considera fundamental evitar el sedentarismo y fomentar la realizaci n de los trayectos cortos, caminando o paseando. Favorece la relajaci n y la descarga de la tensi n y nervios que a menudo acumulan entre semana,…