Siento que, últimamente, casi todo lo que me enamora en Copenhague, es porque es muy algo. Muy danés, por ejemplo. Algo, que por convertirse en inaccesible o incomprensible, me engancha y me encandila, como está tienda. Finderi tiene un semáforo al lado, que siempre, siempre me pilla en rojo y me hace sufrir sentada en la bici porque me apetece bajarme, y suelo ir un poquito pillada de tiempo. Ya sabes, cosas de “la city”. O estamos ocupados, o nos hacemos los ocupadillos para estar más IN.

Busqué este mágico lugar en Internet, y ¡Bum! todo en danés. No pasa nada, siempre nos quedará Google translator, es cómo no tener nada de comer y de repente encontrarte pasta & pesto. No tiene por que ser lo mejor, pero te resuelve la papeleta, ¿no?.

Esto es lo que me cuenta mi amigo Google de esta tienda de tesoros de decoración moderna:

Finderi una pequeña tienda de diseño personal de selecto arte contemporáneo, diseño retro moderno y de época, sue objetos fueron hallados lejos de casa, la mayoría en el extranjero. Aquí, se puede encontrar de todo, desde diseños  industriales franceses hasta muebles de estilo años 50 daneses, grandes pinturas al óleo y delicadas cerámicas de los años 70, también algunas actuales.

Una de las imágenes mentales que tengo de esta tienda es a través del escaparate, su dueña, trabajando tranquila, como no, con su Mac Book Air, sus gafas de pasta negra y con mucho, muchisímo estilo.

Esta vez, el tiempo, me la jugó. La próxima, estaré más rápida, pararé mi bici y le haré una entrevista a esta señora tan emprendedora y por fin, visitaré de cerca este bonito universo.

Si vienen a Copenhague, recuerden visitar a la pequeña Finderi, tienda de antigüedades  y galería de arte.

http://www.finderi.dk

https://www.facebook.com/finderi.dk

http://instagram.com/finderi.dk