El ritual de ir a comprarlo y probárselo, acertar con la talla, escoger el color de la jipijapa, el tono negro de la cinta, o quizá lo prefiere en camel y marrón, es muy recomendable. Aunque también puede viajar a México, Nicaragua, Bolivia, Colombia y Perú, países que también confeccionan el ‘panama hat’, y comprarlo por mucho menos que en Espaa, pero ninguno de ellos logra la finura del tejido manabí ecuatoriano. Los precios, en Ecuador, varían según la calidad del sombrero: 10 a 35 dólares para los gruesos, y de 70 a 300 dólares, los finos..

Nota para los no iniciados: son mucho másque animadores de fiestas. Llenan estadios,arrastran a masas de seguidores a festivalesde música, ganan premios y estrellas consagradascomo Madonna, Rihanna o LadyGaga les buscan para que participen en sus álbumes. Además,producen canciones, crean sellos discográficos, líneasde ropa, productos editoriales, eventos musicales y firmasconsagradas los tienen como imagen de marca bajo contratosmillonarios.

No muy lejos de la ciudad que lo situó en la órbita azulgrana el verano pasado, Ivan Rakitic volvió a ser ese futbolista decisivo, capaz de desatascar envites y liderar el triunfo de su equipo. Cumplió esa promesa que hizo entre lágrimas antes de abandonar el club sevillista: Voy al Barcelona a ser Rakitic. Estuvo impecable en defensa, condición sine qua non para figurar en un once de Luis Enrique muy preciso con el balón y letal en el ataque.

Para celebrar el aniversario por los 30 aos del lanzamiento de las Max Air 1, Nike prepara una serie de eventos durante cada sábado de marzo. Algunos podrán seguirse a través de las redes sociales, y otros serán abiertos al público. Entre los primeros, hoy habrá una charla con Tomás Escobar, creador de Cuevana, sobre revolución cultural y tecnología.

Más cautos son en el partido del Gobierno. “Yo creo que todo se puede revisar, pero tampoco haría grandes revoluciones. Siempre pongo de ejemplo la Constitución americana, con un puado de artículos y enmiendas lleva siendo una democracia ejemplar 300 aos.

But Mr. Temer’s centrist Brazilian Democratic Movement Party, which anchored the Workers’ Party’s governing coalition for more than a decade, was also deeply enmeshed in the colossal graft schemes staining Brazil’s political system in recent years. It arguably benefited as much as the Workers’ Party from huge bribes and illicit campaign financing..

Así lo ha anunciado a través de un comunicado el tenista balear. Y el objetivo era ganar una medalla para Espaa. Sin embargo esta recuperación acelerada me ha causado dolor en todos los torneos desde entonces y ahora me veo obligado a parar y pensar ya en 2017.