Noel Sanvicente, actual conductor de la selección absoluta de Venezuela, declaró luego de la derrota ante Ecuador este martes que “me siento culpable, pero no renunciaré. Mis palabras de renuncia no saldrán de acá. No daré la renuncia, vine a dar la cara”.

Según su Portafolio de Bienes y Servicios y Negocios Verdes, estas iniciativas se clasifican en tres grandes grupos: Bienes y servicios de los recursos naturales, Ecoproductos industriales y Mercados de carbono. En el 2015, el Ministerio contaba con 268 de las primeras y 63 de las segundas. Esto sin contar con que la semana pasada comenzó a operar el Mercado Voluntario de Carbono Colombia en la Bolsa Mercantil, una plataforma que les permite a las empresas adquirir bonos o “créditos” de carbono para compensar las emisiones de gases efecto invernadero que producen..

Ahead of the 2012 London Olympics, Symmonds auctioned advertising space on his left shoulder, securing a sponsorship for $11,100 from a Milwaukee design agency. At races now, he decorates his biceps with temporary tattoos bearing the logo of Run Gum, a company he helped to found last year. Once, as a publicity stunt, he went on a date with Paris Hilton..

Desde que en 2004 La Pasión de Cristo sumara más de 600 millones de euros de taquilla en todo el mundo y se convirtiera en la película para mayores de 18 aos más vista de la historia, el cine bíblico histórico aparece periódicamente en pantalla con una asiduidad solo atribuible en nuestro tiempo al género de superhéroes. Y su Robert Downey Jr. Es Jim Caviezel, que tras interpretar al hijo de Dios en la superproducción de Mel Gibson se mete ahora en la piel del apóstol Pablo.

“I always felt like I got in trouble,” 2000 Olympian Jamie Dantzscher told “60 Minutes” a year ago. “I wasn’t working hard enough. I was told to lose weight. La fama del ridículo duró aproximadamente entre 1795 y 1820, aunque se prolongó unos aos en el s. XIX y coincidió de pleno con la publicación de las obras literarias de Jane Austen. Varias de sus novelas incluyen descripciones de este accesorio, como por ejemplo en el capítulo octavo de Orgullo y prejuicio, donde Charles Bingley hace alusión a la capacidad de todas las jovencitas de saber “pintar, forrar biombos y hacer bolsitas de malla”.

A gambler who splashes big money around is a “whale,” someone like Dave Oancea, a SuperContest competitor who goes by the name Vegas Dave. Oancea, who is 37, says he drives a Ferrari and bets up to $100,000 per week; after spending more than $1 million for bottle service at nightclubs over a couple of years, he was honored by a local trade group as the 2013 Las Vegas Socialite of the Year. When I met up with Oancea at the Las Vegas Hotel in mid December, he had just returned from a trip to Cabo San Lucas, Mexico.