La verdad, desde que vivo en Copenhague, he trabajado en varios sitios de camarera (desde Bar de Cocktails hasta Reurantes de cocina nórdica, pasando por Tabernas Españolas) y siempre, me quedaba con muy mal cuerpo cuando veía toda la comida que se tiraba.

Entre esa comida: El pan (que por cierto, en “mi pueblo” no es una cuestión de religión pero tirar el pan está un poquito feo). Cuando preguntaba porqué no hacían algo con la comida me decían que era un lío, que no compensaba, que esas eran las reglas. Por eso,  cuando descubrí Rub & Stub me puse bastante contenta.

Rub & Stub es una cantina, que reduce activamente el desperdicio de alimentos. Siendo parte de la Asociación Retro (dentro de la cual también encontramos Café Retro en Norrebro) es el proyecto más reciente de esta organización y el primero de su especie en toda Europa.

Es una organización sin ánimo de lucro que sólo cuenta con cuatro empleados. Sus cerca de 130 voluntarios son en realidad su fuerza impulsora.

Su misión es buscar soluciones activas al desperdicio de comida. Rub & Stb quiere centrarse en la sostenibilidad iniciando una cocina sin fines de lucro y creando una reflexión y debate más amplio sobre el desperdicio de alimentos en Dinamarca. Concretamente, su cocina y menú están basados en los excedentes de comida (pan, pescado, verduras, etc..) de supermercados y comercios cuando acaba el día.

Suena bien ¿verdad?

Si quieres seguir seta inteligente iniciativa puedes hacerlo en su web aquí. en Facebook y su Instagram @rubogstub #rubogstub.