El ciclo de ingresos de una entidad consiste de las actividades que se relacionan con el intercambio de bienes y servicios con clientes y la cobranza del ingreso en efectivo. Por ello se entiende por ciclo de ventas como todas aquellas funciones que se requieren llevar a cabo para cambiar por efectivo, con los clientes, sus productos o servicios. Estas funciones incluyen la toma de pedidos de los clientes, el embarque de los productos terminados, el uso por los clientes…