“The Flip Manifesto” es una invitación a dudar de ti mismo. A pensar al revés. A hacer más y divagar menos.

La mente que está detrás de este inspirador manifiesto se hace llamar Daniel H. Pink y, si todavía no has tenido el placer de leer  “Con una nueva mente”, esta reseña que un día publicamos en Natui te puede gustar. Mucho.

Sí, este abogado estadounidense que nunca llegó a ejercitar su profesión es muy bueno ofreciendo reflexiones en torno a creatividad, liderazgo e innovación.

“The Flip Manifesto”, traducido del inglés al más puro estilo silvestre, contiene ideas como éstas:

1. Empieza a dudar de ti mismo: En lugar de afirmar: “¡Puedo hacerlo, puedo hacerlo!”, pregúntate: “¿Puedo hacerlo?” Como explica Pink, cuando nos embarcamos en un nuevo proyecto, la emoción y el amor que nos unen a esa nueva idea pueden resultar traicioneras.  Por eso, “plantearnos cuestiones abiertas como “¿Puedo hacerlo?”, en lugar de pensar “¡Puedo hacerlo!”, nos obligan a pensar cuánto estamos dispuestos a hacer por la idea,  y eso nos lleva a pensar más en profundidad, a identificar los obstáculos y descubrir la forma de sortearlos”. 

2. Remunera muy bien a tu gente: Cuidar a nuestro equipo pasa por convertirles en co-artífices de nuestros éxitos. Y eso implica también remunerarles lo mejor posible.

3. Aumenta las ventas eliminando las comisiones de venta: Pink utiliza esta idea para apelar a la motivación de los equipos. ¿Cuál es el proyecto de la marca o empresa? ¿Cuál es su misión?  Sentirse parte de un proyecto, sentir la responsabilidad y tener la capacidad de generar algo más que una cifra es, según Pink, la gasolina que pone en marcha a las organizaciones.

4. Tómate las vacaciones que quieras, cuando quieras: Cambiar el chip. Comprender que no trabajamos por horas, sino por proyectos. Cómo, dónde y en cuánto tiempo lo hagamos es algo que debemos gestionar nosotros, con la flexibilidad y la motivación que da poder tomarse la tarde libre para ir a la función del cole de nuestro hijo, o echar horas extra para sacar un proyecto adelante. Porque, como escribe Tony Schwartz, se trata sobre todo de gestionar nuestra energía, no nuestro tiempo.

5. Renuncia a encontrar tu pasión: En este punto, Pink enfatiza en el hacer por encima del pensar: “La pasión no es mala. Para nada. Pero en general, la gente que encuentra su pasión no pasa horas interminables dedicada a procesos de introspección, sino haciendo algo”. 

Y añade:

“Pregúntate: ¿Qué hice el sábado pasado, por pasión, para mí mismo? ¿Qué libros te gusta leer, qué blogs te gusta visitar, no por trabajo, sino por placer?” Quizás, ese blog que mantienes fuera de tu trabajo es tu pasión. O quizás es cocinar. O tienes un armario lleno de DIY. Muchas personas emprendedoras comenzaron su carrera a partir de un hobby.

6. Mantén una lista de Cosas que no hacer:  “Lo que decides no hacer es probablemente más importante que lo que decides hacer. Una pieza de arte no se compone sólo de sus elementos finales, sino también de todos aquellos elementos que el artista decidió eliminar: es el arte de decir no lo que diferencia a un artista excepcional y su gran obra”. 

En su lista de cosas que hacer, Pink incluye: “No contestar e-mails durante las horas en las que me dedico a escribir. No aceptar reuniones, meetings o skypes que yo mismo nunca habría promovido. No tomar café por la noche. No acostarm más tarde de las 23pm”.

7. Hazlo al revés de como lo estás haciendo ahora: Piensa en un proceso, método, práctica o modelo de negocio. Ahora dale la vuelta, pensando en términos opuestos. Es la mítica frase: “Whatever you think, think the opposite”.

8. Redirecciona ese problema a la persona correspondiente: Delega, delega, delega. Permite que sean otros quienes resuelvan los problemas.

9. Repite BO-GOA: Fundada en California, en el año 2006, “Bo-goa” son las siglas de la conocida marca de zapatos (y ahora también gafas) de Tom’s shoes, una marca cuya misión está centrada en la educación: “Buy one -give one away”Pink utiliza el slogan de la marca para incidir en el futuro de las marcas con sentido.

10. Busca tiempo para hacer trabajos no remunerados: La creatividad es el proceso de generar nuevas ideas con valor pero, si no cultivamos las ideas, ¿cómo vamos a generar nuevas ideas? Piensa como en Google, permite que tu equipo disponga de tiempo para dedicarlo a proyectos personales, que les ayuden a cultivar sus intereses.

11. Establece un departamento del Why: Ficha a personas con espíritu crítico, independientes, capaces de pensar diferente. Mantén una distancia con el trabajo, la suficiente para no estar tan apegado a él como para no ver el porqué.

12. Crea tus propios protocolos de trabajo: ¿Qué pasaría si trabajaras con tu propia lista de objetivos? ¿Si tú fueras tu propio jefe, y a fin de mes te reunieras contigo, para analizar tus avances? ¿Qué pasaría si tu horario lo marcaras tú, y sólo tú respondieras del trabajo hecho? ¿Qué pasaría si….? La libertad que da establecer nuestros propios protocolos de trabajo es directamente proporcional a la responsabilidad que nos mueve a sacarlos adelante.

13. Haz el E-Test: Si quieres. Es muy interesante. Aquí.

14. Habla menos, escucha más.

The Flip Manifesto al completo está disponible aquí.